TRATADO DE PAZ

Tan centrados en nosotros mismos,

nos arrancamos las heridas,

nos hacemos cicatrices

y

eternamente

declaramos la paz tras cada guerra mundial.

Una firma y un número romano,

los mismos errores en diferentes momentos

emiten la misma luz

y

todos los árboles de la Tierra podrán ser quemados

antes de que nos declaremos el perdón

no tanto la paz o el amor como el aprecio

no siempre sinónimos

nuestros pies se quedan con nosotros

como la última conexión con nuestro hogar.

Siempre centrados en declararnos Dios,

como raza destructora de razas

extinciones que se fueron pidiendo clemencia

por el aire, y la mala suerte del paso del tiempo,

inconscientes como la evolución.

Abraza a tu madre,

que huir a veces es regresar a casa y besar la tierra,

y el viajero más humano

jamás clavó bandera

no conquistó ni arrancó para la pertenencia,

fue peregrino sumando fe y

terminó sin medallas abrazando la hierba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s